Translate

domingo, mayo 03, 2015

Arte y naturaleza en el Ojo del Cura.


El Ayuntamiento de Zaragoza, la asociación de Cultura de Casetas y varias asociaciones preparan una serie de espectáculos culturales nocturnos en Casetas para el mes de Mayo, danza butoh, danza contemporánea, música y arte. Una iniciativa interesante, diferente y atractiva para los vecinos de Zaragoza, en el cartel que se anuncia el acto se puede leer "Arte y naturaleza, danza, performance y música en vivo", todo muy llamativo, algo para no perderse.


 Pero hay un "pero", un gran pero para mí, el espectáculo tiene la intención de englobar el arte, la música y la naturaleza. ¿De verdad ha tenido alguien en cuenta a la naturaleza a la hora de planear el espectáculo? No digo que el acto no sirva al final para mayor beneficio ecológico del lugar al darlo más a conocer y así ponerlo en valor, eso es algo que siempre es deseable para un ecosistema de este tipo. Supongo que si esto se hubiera querido preparar dentro de otro ecosistema más famoso y conocido tal vez se hubiera pedido antes un estudio de impacto ambiental, pero creo que tal vez sin mala intención y por desconocimiento del posible impacto, pensando que será nulo, no se ha estudiado bien este tema. Y es que la cosa no hubiera sido ecológicamente problemática si la fecha de realización no fuera el mes de Mayo o Junio, pues es cuando las varias parejas de cigüeñuelas que crían en este espacio natural están empollando sus huevos en el nido y cuando eclosionan sus huevos y vienen sus pollitos al mundo. Es una época complicada, la cigüeñuela no es un ave muy esquiva y en Casetas ha demostrado que con un mínimo de cuidado una pequeña colonia puede desarrollarse en plena zona urbana, pero no por eso habría que bajar la guardia en su protección. Hace unos años se eligió a la cigüeñuela como especie símbolo del lugar, esperemos pues no causar un impacto tan negativo en la colonia como para perder la puesta de este año.


 Años atrás he observado que durante las fiestas del barrio estas aves con los cohetes y ruidos que se oyen a lo lejos se sienten intranquilas volando casi constantemente en circulo y chillando sobre la balsa abandonando así largos ratos el nido por lo que no sé qué efecto podría tener sobre las aves la música y luces de un espectáculo nocturno en el mismo entorno del humedal. Dicen que la cigüeñuela es un ave caprichosa y que a veces abandona colonias florecientes en un año inesperadamente, esperemos que no pase eso con nuestra colonia, pues no creo que queramos perder el símbolo de nuestro humedal, por eso tenemos que cuidar mucho con las actuaciones que se lleven a cabo en la proximidad de este espacio. Bueno, en Junio os contaré como van las cigüeñuelas y si han influido o no los espectáculos nocturnos en las puestas de este año, esperemos que no. Un saludo a todos.

1 comentario:

El Grumete dijo...

Pues no hay pocos sitios para hacer una fiesta sin tener que fastidiar a las aves que incuban. Hoy Belén me ha dicho que hay una con un nido a escasos metros de la orilla y que si están trabajando por los alrededores abandona el nido. No creo que le siente muy bien la jornada esta. No entiendo el acto este.