Translate

sábado, septiembre 28, 2013

Bucardo, símbolo del Pirineo.



Espero que os guste el dibujo.

domingo, septiembre 15, 2013

Argiopes.

 Las argiopes son unas arañas que pertenecen a este género con especies por todo el mundo, hay arañas de tamaño bastante grande y la hembra supera al macho en 2,5 y hasta 3 veces en tamaño. Suelen ser conocidas por la posición que adoptan sus patas en estado de descanso, las agrupan por pares formando una X. En las siguientes fotos podéis ver a la Argiope bruennichi, llamada popularmente araña avispa o araña tigre, son fotos sacadas en el Pirineo y más abajo está la foto de la Argiope lobata , suele ser común en el sur de España, esta foto está sacada en los montes del Castellar en Zaragoza.




viernes, septiembre 13, 2013

Gorriones almorzando bayas de saúco.

Hay muchas bayas y frutos del bosque que aunque nosotros no aprovechamos porque son venenosas o indigestas para nuestro organismo, siempre hay otros animales a los que les sirve como alimento.




martes, septiembre 10, 2013

Solución a la cuestión de los bucardos.

Sobre la pregunta que os hice en el post anterior sobre si sabíais el lugar en que estaban hechas las fotos, ha habido varios seguidores del blog que han acertado en sus comentarios, aunque no he querido publicarlos antes para ver que ibais diciendo los demás sobre el tema, estos son Artur D. y Jesús Dorda.
Perdonad por el atrevimiento pero este acertijo ha sido en sí una pequeña broma que os he querido gastar para que reflexionarais sobre este tema, las fotos de los bucardos están hechas en el parque de la fauna de “La Cuniacha” en Piedrafita de Jaca. He querido montar esta broma para echar más leña al tema casi olvidado del bucardo en el Pirineo. Somos muchos los que deseamos a un lado y otro de la frontera que se retome el proyecto de reintroducción de la “Capra pyrenaica” en las más altas montañas del Pirineo. Parece de risa que un animal que lleva en su nombre científico la designación de “pirenaica” se pueda encontrar de forma silvestre en la mayoría de los sistemas montañosos ibéricos menos en el Pirineo, es algo que tendríamos que solucionar sin perder mucho tiempo.


  Hay todavía algunos políticos que en determinados lugares y ocasiones, por interés, aún hablan de la tan mareada posible futura clonación. Por favor no nos engañen más y no jueguen con estas cosas, que eso es tema de película de Spielberg todavía y aunque se pudiera llegar a clonar pronto un bucardo, otro cantar sería que se pudiera regenerar y reintroducir una especie partiendo desde el ADN del último bucardo de una población genéticamente debilitada y cargada de problemas de salud por la consanguinidad tan alta del último grupo de bucardos de Ordesa, cosa que arrastraban ya desde hace más de un siglo. Por otro lado hay mucha gente que se empeña en demostrar que el bucardo de la población pirenaica (Capra pyrenaica pyrenaica) que se extinguió recientemente, era diferente al de las otras poblaciones de bucardos de la península, (Capra pyrenaica hispanica) y (Capra pyrenaica victoriae). Hay muchos otros científicos que opinan que todas las especies de cabras del mundo están muy cercanas genéticamente y más aún el íbice de los Alpes con las cabras españolas y mucho más todavía las subespecies de cabras ibéricas entre sí. No sé si ya, desde Aragón, lo de encontrar diferencias es por ánimo nacionalista o por qué, parece que ya la cosa pasara de la discusión estrictamente científica a otras cosas diferentes. Dentro de la discusión de si es único o es uno más, en realidad creo que importa muy poco de cara a un proyecto de reintroducción de cabras montesas en el Pirineo esa pelea clasificatoria. Lo que para mi creo que de verdad importa es restaurar ese hueco que dejó el bucardo extinto para aumentar la diversidad de especies de ungulados silvestres sellando esa fractura todavía existente en estas montañas. A eso es hacía lo que van y evolucionan las políticas conservadoras medioambientales europeas más modernas sobre la restauración o “rewilding” de ecosistemas, la idea es utilizar especies “proxy” o equivalentes, si las que había se extinguieron, para evitar la extinción de más especies encadenadas o relacionadas con estas y evitar también grandes desequilibrios biológicos de las demás especies. Aquí en este caso, ni siquiera podemos decir todavía que nuestro bucardo extinto fue una especie o subespecie muy diferente a las otras cabras ibéricas, cosa poco probable, pero ya digo que eso debería ser asunto aparte. Por eso lo de retrasar el iniciado proyecto hispano-francés de reintroducción apoyándose en las dudas clasificatorias, no es motivo de peso, no es razón suficiente, tiene que haber otro motivo, ya sea económico, político o de otra índole, pero creo que las autoridades medioambientales españolas tendrían que dar la cara y explicar el por qué, a todos, a nosotros y a los vecinos franceses. ¿No creéis que ya ha llegado el momento de trabajar en serio para poder devolver los bucardos al Pirineo?
Volviendo a los comentarios me ha sorprendido alguno como el de Agustín Casbas sobre lo de las cabras de Peña Cancías, bueno, sabía por el libro de Kees Woutersen que había habido avistamientos por esa zona pero no creía que fueran tan habituales, también en el libro se habla de cabras en el pueblo de Graus, pero no dice nada del Sobrepuerto, a ver si algún cazador, montañero, ganadero o alguien que lo sepa con certeza, puede hablarnos de la expansión de las cabras procedentes de Guara y darnos algún dato más aportando un comentario a este blog. En mi opinión con el grupo de bucardos de Sierra de Guara pasa lo mismo que con los últimos de Ordesa, parten de un pequeño grupo escapado del coto de caza de Bastarás, o sea un cuello de botella genético, el ADN general de la población será muy homogéneo entre los animales que la componen, se habrán cruzado entre padres e hijos desde que escaparon del coto y puede que eso al final les traiga problemas. Tendría que estudiarse el refrescar la sangre de la población de Guara con animales de otras zonas como Beceite y Gredos, tal vez se podrían llevar a Guara cabras de esas que dicen que sobran en Madrid en vez de eliminarlas, eso sería lo adecuado para las cabras de Guara en mi opinión. Sierra de Guara es un lugar bastante bueno para la cabra montés, es una zona protegida muy grande y el tiempo no es tan severo en invierno como en Ordesa, además las cabras tienen un relieve adecuado para su supervivencia, pudiendo ascender a cotas bastante altas en verano y descender a zonas bajas en invierno sin necesidad de salir del área de protección del parque. En el parque de Ordesa la cosa es más difícil, pues en inviernos duros las posibles cabras reintroducidas seguramente tenderían a salir del parque y bajar a valles más bajos donde resguardarse del frio y allí serían trofeo fácil para los cazadores, tal vez habría que pensar en darles algún nivel de protección especial a las cabras en la provincia de Huesca durante unos años para que puedan recuperarse un poco y extenderse a otras zonas.

 
 Se pueden hacer muchas cosas pero hace falta decisión política y parece que eso es lo que no hay actualmente, mientras tanto desde Francia no sé cómo se estarán tomando esta paralización del proyecto, son muchos años de marear la perdiz y los franceses están teniendo demasiada paciencia con este tema. ¿Qué opciones le quedarían a Francia si no se llega a ningún acuerdo al final? Pienso que ellos intentarán siempre mantener buenas relaciones con España, tal vez podrían esperar a un nuevo cambio político en España y retomar el proyecto entonces, o si ya se ven desesperados  podrían pedir cabras ibéricas a Portugal quedando España fuera del proyecto. Si no lo consiguen así, pienso que ellos no verían tan descabellado el traer íbices de los Alpes al Pirineo, pues dicen que la mayoría de científicos franceses opina que las diferencias del íbice con el bucardo eran mínimas. De una forma u otra los bucardos tienen que volver y ya están tardando demasiado, cuanto más tiempo pase el ecosistema sin ellos más se desestabilizarán los procesos biológicos asociados a su presencia provocando así mayor pérdida de biodiversidad.