Translate

domingo, marzo 30, 2008

Curruca rabilarga (Sylvia undata)

En la mañana del sábado he dado un paseo por los montes del Castellar donde también se empieza a notar la entrada de la primavera, me ha alegrado ver ya una pareja de alimoches rondando los cantiles de Alfocea. He visto también algunas perdices, una abubilla, un milano negro, algunas cogujadas, aviones roqueros, cornejas y una curruca rabilarga que se ha dejado hacer algunas fotografías mientras saltaba de romero en romero vigilandome a cierta distancia, seguramente estaba ya criando, pues llevaba cebo en el pico.




Ya entrado en el tema con estas fotografías, os voy a hablar un poco de la curruca rabilarga (Sylvia undata). Esta especies es una de las currucas más comunes en el matorral mediterráneo, incluso seguramente sea la más abundante de Aragón en número, pero suele ser bastante difícil de observar.

Es un ave de pequeño tamaño y se diferencia de las otras currucas por su larga cola que la suele llevar levantada así como por su color gris pizarroso y su garganta rojiza vino moteada de blanco.

Le gustan las formaciones densas de matorral de muy diversas especies, pero sobre todo siente preferencia por las laderas de monte mediterráneo, sobre todo coscojares, aliagares, romerales, jarales, brezales, bojedales, espinares de endrinos y rosales, formaciones de enebros y sabinas y también algunos bosques claros de pino carrasco, encina, sabina albar y quejigo. Es un ave sedentaria, aunque las poblaciones de montaña suelen realizar pequeñas migraciones altitudinales en invierno, bajando a zonas menos frías.

Suele anidar en las aliagas, brezo y zarzas y pone unos tres a cuatro huevos blanquecinos moteados de pardo rojizo, que incuba la hembra durante 12 a 13 días. Las currucas son insectívoras y se suelen alimentar de orugas, mariposas, larvas, arañas, coleópteros, aunque probablemente en otoño e invierno añada frutos silvestres y semillas también a su dieta.



Mi perra Yaki me acompaña contenta por la estepa olfateando todos los rastros, escarbadizos de conejo y madrigueras, le gusta saltar entre los espartos cuando presiente algún bichillo con el típico salto del zorro, aunque nunca suele atrapar nada. pero ella se lo pasa muy bien.


martes, marzo 25, 2008

Flores tempraneras.

Hoy os cuelgo unas cuantas fotos de algunas de las flores que podemos ver en estos momentos si salimos al campo, la estepa y los sotos. Picad con el ratón sobre ellas y las veréis aumentadas.




La colorida estepa con sus aliagas y romeros.


Nadala (Narcissus dubius) planta de la estepa bastante escasa.


Coronilla de fraile (Globularia alypum), planta de la estepa de bonitas flores.


Balsamina (Salvia verbenaca), es una salvia muy poco olorosa.


Pipirigallo (Onobrychis viciifolia).


Conejillos (Fumaria officinalis).


Lechetrezna aserrada (Euphorbia serrata).


Lechetrezna girasol (Euphorbia helioscopia).


Rabaniza blanca (Diplotaxis erucoides).


Matacandil (Sisymbrium irio).


Amarilleras (Crepis vesicaria taraxacifolia).


Zurrón de pastor (Capsella bursa-pastoris).


Calendula silvestre (Calendula arvensis).


Gamón (Asphodelus fistulosus).


Collejón (Moricandia arvensis), sus flores cambian del lila al blanco según la época.



sábado, marzo 15, 2008

Crónica de una muerte anunciada.





El pasado fin de semana se procedió al derribo por parte del cuerpo de bomberos de un pino carrasco cercano a mi casa, el árbol estaba cada vez más inclinado y supongo que alguien los avisó por que tenían miedo de que con los fuertes vientos se cayese y pudiera causa algún percance, aunque para el día que se derribó ya no hacía cierzo. El problema de los pinos y otros árboles en la ciudad y los jardines es que en muchos casos se les riega demasiado por lo que crecen rápidamente y se hacen muy altos, pero como el árbol no pasa sed, no desarrollan apenas sus raíces y su sujeción al terreno es mínima, esto también suele pasar a los chopos papeleros que se suelen regar por inundación muy a menudo para que crezcan rápido y cuando viene fuerte cierzo siempre cae alguno. Este era un pino de gran tamaño y de unos cincuenta años de vida, por el número de anillos de crecimiento de su tronco. El año pasado ya cayeron cuatro de estos pinos por que tras muchos días de lluvias que ablandaron el terreno, vinieron fuertes vientos que los arrancaros de raíz. Es una pena, tantos años de crecimiento para terminar arrancados de golpe, para compensar el desastre de este año, he plantado varios pinos carrascos de una savia en el termino de Casetas en una zona donde no estorbarán y donde echaran buenas raíces para aguantar el cierzo. Aunque no creo que los llegue a ver yo tan grandes como el que derribaron en mi barrio, pero me hace ilusión el pensar que por lo menos mis hijos podrán sentarse a su sombra dentro de muchos años.



La cigüeña ha elegido su residencia.

La pareja en su nuevo nido.


Al final, al parecer ya han elegido lugar donde anidar la pareja de cigüeñas de Casetas, seguramente antes de que les quitaran su nido de la fábrica de la Harinera ya le habían echado un ojo al nuevo ático que han estrenado. Ahora el nido se encuentra en lo mas alto del tejado de la empresa de piensos NANTA de Casetas, bastante cerca de su anterior nido, pero a mucha más altura y con unas vistas muy buenas de todos los alrededores. Esperemos que se respete el nuevo nido pues la cigüeña es un ave protegida y nadie puede retirar un nido por propia iniciativa sin los correspondientes permisos.

Bueno, pues ya sabemos por lo menos que la cigüeña se queda en Casetas y que podremos seguir disfrutando de su figura durante bastante tiempo.


sábado, marzo 08, 2008

El final del invierno en el soto.

Carbonero común (Parus major).

Marzo ha empezado con cierzo y frío, aún así se puede apreciar como la naturaleza poco a poco empieza a despertar de su letargo invernal. El soto de la Alameda de Utebo empieza a cobrar vida y aunque aún los árboles se ven desnudos de sus hojas se presiente el cambio en el ambiente. Muchas flores se abren ya, sobre todo destacan en el soto las de los árboles del genero “prunus” como las de los endrinos (prunus spinosa) o el ciruelo silvestre (prunus insitita) y los amentos de algunos árboles como los álamos blancos.

Los pájaros cantan asoleándose y saltando de rama en rama delatando mi posición a sus congéneres para que ningún peligro les coja por sorpresa, también las mariposas se posan al sol abriendo sus alas al máximo para captar el calor como si de placas solares volantes se tratara.

De todas formas aunque las temperaturas parece que van a subir no podemos fiarnos de que pegue alguna helada tardía todavía cosa que sería malo para el fruto de algunos árboles. Esperemos que la primavera venga lluviosa por que si no este año puede ser fatal, la sequía se está dejando notar este invierno mucho más que otros anteriores, los acuíferos andan bastante bajos, solo hay que ver algunas balsas como la del Ojo del Cura en Casetas que está a niveles mínimos como a final de verano.


Endrino, espino negro, pacharán (Prunus spinosa).

Amentos femeninos de álamo blanco (Populus alba).

Maculada o mariposa de los muros (Pararge aegeria).

Hiedra (Hedera helix) creciendo sobre un álamo en el soto de Utebo.

Esta última fotografía es de una rapaz que me hizo dudar en su identificación, al final Brookei, que es un experto en la materia me saco de dudas y me confirmó que era una hembra de azor, ave forestal que suele habitar parajes poblados por quercíneas y coníferas. También me comentó que estas magnificas rapaces ahora están de celo y que ya comienzan con las puestas. La observé sobrevolando la el soto de la Alameda por encima de los árboles, seguiré atento en mis próximas salidas por allí para ver si vuelvo a verla, sería un lujo tener viviendo a uno de estos animales en los bosques de la ribera de Utebo.

domingo, marzo 02, 2008

Casetas trabaja por el medio ambiente

Esta mañana unos cuantos voluntarios hemos plantado algunos árboles en los alrededores de la balsa del Ojo del Cura en el barrio de Casetas. La mañana ha sido bastante buena para tirar de pala, ni frío ni calor y la gente venía con bastantes ganas e ilusión por participar. Al final han quedado plantados casi cerca de cuarenta chopos negros distribuidos algunos haciendo una barrera visual para que en un futuro puedan quitar la vista de la carretera desde la balsa y otros chopos se han plantado formando un pequeño bosquete. Es de agradecer que los hoyos se hayan preparado con una retroexabadora que si no no acabamos en varios días y además se han hecho muy profundos para intentar asegurar el que la mayoría agarren sin problemas.



Este barrio rural zaragozano ya empieza a conocerse también por su apoyo al medio ambiente gracias al trabajo de unos pocos caseteros, la asociación de vecinos y la alcaldía, ojala que esto sirva para que otras poblaciones vecinas se animen y sigan el mismo camino que Casetas para intentar conservar los pequeños espacios naturales que todavía quedan en nuestros pueblos y recuperar los que están dañados.



Al final de la plantación para recobrar las fuerzas hemos disfrutado de un almuerzo y de buena conversación.